Las personas menores de 30 años son más propensas a ser víctimas de fraudes con cheques falsos, según nuevos análisis develados este 10 de febrero por la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC por sus iniciales en inglés).

Los datos revelan que entre 2015 y 2019 estos fraudes aumentaron en un 65%, al registrarse el último año más de 27.000 casos que totalizaron unos USD 28 millones en pérdidas para las víctimas. El promedio del monto defraudado a cada individuo fue de USD 1.988. El número de veinteañeros víctimas de este fraude duplicó a la cantidad de víctimas mayores de 30 años

Esta estafa ocurre cuando el delincuente le envía a la víctima un cheque por una cantidad y le pide que le devuelva parte del dinero. La víctima recibe el cheque, lo deposita en su banco y una vez que ve el saldo a favor, procede con la transferencia del monto indicado por el estafador. A los días su banco nota que el cheque es falso y retira la totalidad de los fondos de la cuenta de la víctima, quien ya no puede recuperar el dinero enviado.

También se presentan variaciones en el método utilizado para recibir el dinero de la víctima. El estafador puede requerir una transferencia bancaria internacional o nacional, el envío de un giro postal (money order) a un P.O.BOX o a la dirección de una vivienda abandonada; una o varias transferencias por servicios de remesas como Wester Union; el envío de tarjetas de regalo o de los datos de las tarjetas, entre otras excusas.
Esta estafa tiene dos componentes básicos: el cheque fraudulento y la justificación para que la víctima retorne una parte del dinero.

– Los cheques falsos: según informó la agencia estadounidense, “los cheques vienen en muchas variedades: un cheque comercial o personal, un cheque de caja, un giro postal o incluso un cheque entregado electrónicamente”. En todos los casos, los cheques lucen legítimos, muy parecidos a los originales.

– La justificación: las maniobras para que devuelva parte del dinero también varían:

  • Comprador interesado: el estafador ofrece una cantidad mayor de dinero por un producto que la víctima tiene a la venta, bajo la condición de que le mande rápidamente la diferencia. Incluso, a veces finge que envió el cheque por una cantidad mayor por accidente (p.e. en lugar de USD2.500 lo envía por USD 4.500). Muchas veces la víctima pierde el dinero transferido y también la mercancía que fue enviada al comprador fraudulento.
  • Oportunidades de empleo: un 51% de los casos registrados estuvieron relacionados a ofertas laborales u oportunidades de ganar dinero. La posición laboral más común es la de “asistente personal remoto”. El estafador postula en diversos sitios en internet posiciones laborales para trabajar a distancia. Luego de una serie de entrevistas, le ofrece a la víctima un bono de contratación como parte de los incentivos laborales. Le envía un cheque por una cantidad mayor y le dice que debe enviar una parte del dinero para: a) un proveedor de equipos electrónicos que le enviará una laptop y un teléfono de la empresa; b) el alquiler de oficinas virtuales o centros de trabajo compartidos; c) un proveedor de entrenamientos virtuales; y/o d) comprar tarjetas de regalo para el resto de su equipo de trabajo o como un gesto con el dueño de la empresa. Otra modalidad es la figura del “comprador misterios”. La víctima cree que trabajará como comprador misterioso para grandes cadenas de tiendas. Recibe un cheque y se supone que debe utilizar parte del dinero para hacer compras en múltiples establecimientos comerciales y la otra parte del dinero debe enviarla a proveedores.
  • Publicidad móvil: el estafador busca personas interesadas en ganar dinero extra facilitando su automóvil para promocionar productos de grandes marcas. Le envía un cheque inicial para que la víctima pague a un “proveedor ficticio” y pueda recibir el material publicitario que deberá colocar en su auto.

Es importante tener en cuenta que aunque los procesos de compensación y pago de cheques pueden variar en cada jurisdicción, esta metodología pudiera ser usada por los criminales en otros países.

2019 IDEAS PUBLISHING SOLUTIONS 

Florida - Estados Unidos

Todos los derechos reservados